lunes, 7 de junio de 2010

TRATAMIENTO DE LODOS



En el tratamiento del lodo en lechos filtrantes, el lodo es entregado a un lecho filtrante especialmente diseñado, donde hay plantas palustres. El secado se realiza por drenaje y por la importante absorción de las plantas. Al crecer la altura del nivel del lodo, sus rizomas se expanden y las raíces se multiplican constantemente y de este modo el sistema de drenaje funciona perfectamente.

El lodo se compacta después de algunos años, se convierte en humus y es retirado para ser utilizado en la jardinería y en la agricultura.

Éste método del secado se puede utilizar para cualquier tipo y dimensión de plantas de tratamiento. Actualmente existen en antiguas plantas, secaderos del lodo. Éstos se pueden transformar en lechos filtrantes con poca inversión.

No hace falta una tecnología especial para diseñar estos lechos filtrantes. Tienen la virtud que son perfectamente compatibles y armoniosos con el contexto rural y con la naturaleza.
El mecanismo para dispersión de los lodos en los lechos filtrantes depende del tipo de lodo, así como de los flujos de aplicación. Es importante que la aplicación del lodo se ajuste a la actividad biológica de la planta para obtener la máxima deshidratación y mineralización, implicando mayores volúmenes de reducción del lodo. En el largo plazo tratamiento el lodo será reducido a valores del 2 al 5% del volumen original aplicado. Esto implica reducciones de costos proporcionales de manejo, transporte y disposición final.

Cuando se mineralizan las sustancias orgánicas en los lodos, una gran parte del contenido de materia seca es transformado en CO2, oxigeno, nitrógeno libre y parcialmente partículas de suelo deshidratadas. Parte del dióxido de carbono emitido es usado por las plantas y las bacterias a través de la fotosíntesis. El sistema funciona libre de malos olores gracias a que los fangos son digeridos por bacterias anaeróbicas antes que los mismos sean expuestos al aire libre.

Los costos de construcción de estas plantas de tratamientos esta alrededor de los 10$ por pie cuadrado.

Lo mejor de este sistema es que se basa en un proceso natural, libre de productos químicos y no depende de combustibles fósiles o electricidad. El sistema solo depende de la energía solar para la realización de los procesos naturales.

Actualmente existen más de 60 plantas de tratamiento de este tipo en los Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada